Noticias Guatemala

¿Por qué es más cara la “luz” en Guatemala que en otros países?

Guatemala es el país centroamericano que más energía eléctrica genera, de hecho cada año tiene un importante excedente para exportar, y se la vende a los países vecinos. Sin embargo, ¿por qué es más barata la electricidad en otras naciones?

Por ejemplo, una familia en Guatemala que consume al mes 200 kWh de electricidad paga 30.94 dólares, cerca de 227 quetzales (sin contar tarifas municipales, IVA y otros conceptos). Esa misma familia, con el mismo consumo, paga en países de la región como El Salvador, Costa Rica o Nicaragua un precio mensual menor, según el estudio Estadísticas en el sector subeléctrico del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) 2017.

Desde el Ministerio de Energía y Minas explicaron que este fenómeno se debe a que en otros países se subsidia el consumo de las familias, mientras que en Guatemala la tarifa social solo aplica para un segmento de la población.

En este sentido, El Salvador cuenta con un tarifario más barato que Guatemala (tomando a la empresa eléctrica como referencia -EEGSA-) y, en algunos consumos de tipo residencial, comercial e industrial, otros países como Nicaragua, Honduras, Costa Rica o Panamá también son más económicos para el cliente.

El fenómeno

El historiador y politólogo Javier Calderón aseguró que Guatemala tiene los precios eléctricos más bajos de producción desde 1970 y se debe a la implementación de un modelo competitivo.

“Ningún otro país de Centroamérica tiene un modelo eléctrico más eficiente porque cada vez es más barata,porque usamos más energía renovable y porque no tiene apagones y, a su vez, eso provoca que también les vendamos a precio más barato”, calificó.

En el resto de Centroamérica tienen sistemas eléctricos menos seguros, diversos y que tienen más subsidios hacia los consumidores. En algunos países el consumidor paga menos, pero eso no quiere decir que el sistema sea mejor. Ellos están perdiendo dinero con los subsidios que podrían usar en mejorar el sistema
Javier Calderón, experto en energía.

Por ello, Calderón indicó que ahora el reto es incentivar la modernización de las plantas y, a nivel urbano, hacer más eficiente el consumo para que el gasto mensual sea menor.

Y, ¿cómo se consigue eso? Renovando los electrodomésticos y cambiando los focos incandescentes por bombillas ahorradoras. “No necesariamente es que consumamos menos luz, sino que el gasto en kilovatio por hora va a ser menor”, aclaró.

Respecto a las tarifas locales, Calderón explicó que los hogares no negocian directamente con las plantas de electricidad el precio, como hacen las grandes industrias, y son las distribuidoras (EEGSA, Energuate y algunas municipalidades) las que compran la energía y buscan con el Gobierno los mejores precios.

“La previsión es que el precio siga bajando a corto plazo, pero no mucho más porque las empresas no pueden cruzar la línea de los costos que les supone generar la energía y distribuirla”, añadió.

Líderes en el libre mercado (spot)

Para el exministro de Energía y Minas, José Miguel de la Vega, este fenómeno no tiene que tener “ningún sentido” teniendo en cuenta que Guatemala vende energía al resto de países.

“En el país hay mucha diferencia entre la energía que se paga entre los consumidores, distribuida por EEGSA, Energuate y las municipalidades que se las vende el Instituto de Electrificación y que se suministra por contratos de dos años mínimo; y la energía que está en el mercado spot (oportunidades) que se basa en el libre mercado”, explicó.

En este caso, revisando de nuevo el estudio de la SICA, se comprueba que Guatemala obtuvo el promedio de precio más bajo, 51.69 dólares por MWh, respecto al resto de países.

“La generación de energía renovable ayuda a abaratar los costos y Guatemala ya ha cambiado su matriz para que esto ocurra”, añadió.

Asimismo recordó que, pese a no contar con las tarifasmás bajas de la región, el costo se ha reducido considerablemente respecto a los contratos que se tenían hace unos años.

Modelos incomparables

Para el analista económico, Hugo Maúl, del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales, la tarifa en Guatemala se podría reducir, pero hasta el mínimo para que el sistema sea sostenible.

Además, explicó que los modelos energéticos de Centroamérica no se pueden comparar porque hay unos que son “altamente subsidiados” y otros que son “altamente politizados”.

En el caso de Guatemala se pagan las tarifas negociadas en el contrato dos años atrás. También la tarifa cubre un consumo (ejemplo, el tiempo encendido un foco) y una potencia (de cuántos watts es ese foco), en tanto en otros países solo cubre consumo, explicó.

Fuente: Soy 502

Dejanos tu Comentario con Facebook

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close