Noticias Guatemala

Mañana usted podría morir despues de una ´resaca´ o ´cruda´ si toma medicina para el dolor de cabeza.

Muchas veces al consumir alcohol se tiene un terrible dolor de cabeza al otro día: el síntoma de la resaca.


Ante este síntoma, muchas personas optan por aliviar las molestias ingiriendo medicamentos como el ibuprofeno. El resultado es una mezcla peligrosa para la salud.

Puede ocasionarle la muerte

La interactuación del alcohol con el ibuprofeno puede tener diferentes efectos, dependiendo de la regularidad con la que se consuman ambas sustancias.

Por un lado, se encuentran las  personas que ingieren ibuprofeno y alcohol de forma ocasional pero en dosis elevadas, y por otro, quienes hacen un uso de ellos de forma crónica.

“En el primer caso, cuando el consumo del alcohol y el ibuprofeno se hace de forma extraordinaria, ambos influyen sobre el otro. El ibuprofeno potencia los efectos del alcohol, provocando que las intoxicaciones agudas originadas por esta droga aumenten los estados de confusión, de aletargamiento, de somnolencia, así como la disminución de reflejos. Si se conduce bajo estos efectos puede aumentar el riesgo de sufrir accidentes”, indica José Francisco Ávila de Tomás, médico del Centro de Salud Santa Isabel en Leganés, Madrid.

Por otro lado, el alcohol interfiere sobre el ibuprofeno, tanto aumentando como disminuyendo su acción.

Esto se debe a que “ambos se metabolizan por vía hepática. Al tener una vía metabólica del hígado ocupada por uno de los dos provoca que el metabolismo del otro se acelere o por el contrario, se retarde”, explica el experto. El alcohol se metaboliza a una velocidad constante mediante la enzima alcohol deshidrogenasa formándose acetaldehído que luego se transforma en acetato, mientras que el ibuprofeno se metaboliza por hidroxilación y carboxilación.

Si por el contrario la persona consume ibuprofeno y alcohol de forma regular, puede hacer que aumente el riesgo gastrointestinal, y surjan problemas como las hemorragias digestivas o la gastristis. “

 “Cuanta más graduación tenga el alcohol más efectos ejerce sobre el ibuprofeno”, indica Ávila. Sin embargo, en aquellas personas que consumen ambos de forma regular y que, por lo tanto, ya tienen las vías metabólicas suficientemente alteradas, consumir pequeñas cantidades de alcohol no interfiere en su metabolismo, por lo que la interacción será mínima.

Dejanos tu Comentario con Facebook

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close