Noticias Guatemala

Guatemala | Algo horrible está a punto de ocurrir para el pueblo honesto.

Desde el sábado ha circulado frenéticamente en medios periodísticos la última ocurrencia del presidente Jimmy Morales y del alcalde Álvaro Arzú, empeñados ambos, en neutralizar la lucha contra la corrupción que encabezan la señora fiscal general Thelma Aldana y el comisionado de la Cicig, Iván Velásquez.

Según sus cálculos lo más barato y efectivo para deshacerse del comisionado es impedirle su ingreso al país esta semana que debe de regresar de los Estados Unidos de América, y, más adelante, cuando hayan colocado a su fiscal idóneo, poner tras las rejas a la señora fiscal. Así, según ellos, su reino de corrupción e impunidad será restaurado de una vez por todas, sin amenaza alguna.

En el Congreso, mientras tanto, Álvaro Arzú junior, en un arranque de paroxismo de cólera digno de su papá, agarró, frente a la Junta Directiva, el proyecto de Ley de Aceptación de Cargos y lo rompió en mil pedacitos, asegurando: los empresarios cobardes que se están plegando a la CICIG no merecen ninguna consideración.

Por: Jose Rubén Zamora

Dejanos tu Comentario con Facebook

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close