EconomíaMundo

El FBI, la CIA y la NSA piden no usar teléfonos Chinos.

Las agencias de inteligencia de Estados Unidos emitieron una advertencia severa para los estadounidenses: no compren teléfonos hechos por compañías de tecnología chinas como Huawei y ZTE.

EE.UU no quiere móviles chinos por suponer un riesgo de seguridad, pero Huawei lo desmiente.

Altos funcionarios de la CIA, la NSA, el FBI y la Agencia de Inteligencia de Defensa testificaron ante al Comité de Inteligencia del Senado este martes y dijeron que los fabricantes de teléfonos celulares chinos son una amenaza para la seguridad de los clientes estadounidenses.

El senador republicano por Arkansas, Tom Cotton, le pidió al grupo de altos funcionarios que levantaran la mano si les recomendarían a los ciudadanos privados estadounidenses usar productos o servicios hechos por el competidor de Apple, Huawei, o por el fabricante de teléfonos inteligentes ZTE. Ninguno de ellos lo hizo.

El director del FBI Chris Wray explicó por qué es un problema para las compañías y gobiernos locales el uso de productos y servicios de Huawei o ZTE.

Según él, existe un riesgo en dejar que una compañía “en deuda con gobiernos extranjeros” entre a la infraestructura de telecomunicaciones del país. Huawei es líder global en equipos de red y el Gobierno de Estados Unidos previamente los ha bloqueado para que no puedan vender tecnología a algunas agencias federales.

“Proporciona capacidad de modificar información maliciosamente o robarla”, dijo Wray. “Y proporciona capacidad de realizar espionaje no detectado”.

Huawei no ha avanzado en el entrado en el mercado estadounidense en gran parte por las preocupaciones del gobierno de Estados Unidos que el de China pueda usar sus smartphones y otros productos para recoger información de inteligencia.

En 2012, el Congreso publicó un reporte que decía que dos compañías chinas deberían ser vistas “con sospecha”. En ese momento ambas compañías rechazaron fuertemente los hallazgos de esos reportes y Huawei los llamó “sin fundamento”.

En enero, las conversaciones entre Huawei y AT&T para vender sus smartphones fracasaron. Este martes, Wray elogió los esfuerzos de los proveedores de telecomunicaciones que están tratando de “generar consciencia sobre este tema”.

Huawei dijo en un comunicado este miércoles que está “monitoreando los desarrollos” en el Congreso, pero no hizo ningún comentario directo sobre la audiencia del Comité de Inteligencia.

La compañía subrayó su fuerte posición en muchos mercados fuera de Estados Unidos. Sus teléfonos superan a los de Apple en lugares como Europa Central y en del Este, según la firma de investigación Canalys.

“Operamos en 170 países donde hay confianza con los gobiernos y clientes. No representamos mayores riesgos a la ciberseguridad que otros vendedores”, dijo Huawei.

La compañía insistió que nunca se le ha pedido “brindar acceso a nuestra tecnología, ni proporcionar datos o información sobre ningún ciudadano u organización a ningún gobierno ni a sus agencias”.

ZTE dijo en un comunicado que sus teléfonos móviles y dispositivos incorporan conjuntos de chips y otros componentes fabricados en Estados Unidos.

“Como una compañía que cotiza en bolsa, nos comprometemos a cumplir con todas las leyes y regulaciones aplicables de Estados Unidos, trabajamos con los transportistas para aprobar protocolos de prueba estrictos y se adhiere a los más altos estándares comerciales”, afirmó.

Cotton presentó un proyecto de ley la semana pasada que le prohibiría al gobierno hacer contratos con compañías que usen productos Huawei o ZTE. Es un proyecto complementario a la Ley de Defensa de las Comunicaciones del Gobierno de Estados Unidos que fue presentada en la Cámara de Representantes el mes pasado.

En 2013, el Congreso aprobó una ley que impide que algunas agencias federales compraran tecnología de estas empresas sin aprobación.

Este fue el último impulso del Congreso para prohibir los productos fabricados en el extranjero debido a problemas de inteligencia. Por ejemplo, Kaspersky Lab, con sede en Rusia, ha sido excluido de los computadores federales.

– Sherisse Pham de CNN contribuyó con este reporte.


En los últimos años los teléfonos celulares chinos están ganando mayor terreno compitiendo con marcas reconocidas del mercado, sin embargo para muchas personas al hablar sobre los móviles chinos les genera incertidumbre y cierta duda.

Para quien no esté al tanto de esta polémica, el comunicado emitido por estas agencias era bastante crítico con todos los fabricantes chinos que operan en EEUU actualmente, una dureza que podemos ver en el siguiente fragmento del comunicado:

Estamos profundamente preocupados por los riesgos que supone permitir a cualquier compañía o entidad que responde a gobiernos extranjeros que no comparten nuestros valores ganar posiciones de poder en nuestras redes de telecomunicaciones.

Eso proporciona la capacidad de ejecutar presión o control sobre nuestra infraestructura de telecomunicaciones. Proporciona la capacidad de modificar maliciosamente o robar información. Y proporciona la capacidad de llevar a cabo espionaje sin ser detectados.

Esta vez hemos visto que no ha respondido con indiferencia a estas palabras, sino que ha decidido emitir otro comunicado para defenderse de estas graves acusaciones que, según asegura la propia firma, carecen de fundamento alguno.

La respuesta que ha emitido Huawei ante estas acusaciones ha sido la siguiente:

Huawei está al tanto de un conjunto de actividades de EE.UU. dirigidas a impedir el negocio de Huawei en el mercado de EE.UU.

Huawei tiene la confianza de gobiernos y ciudades en 170 países del mundo y no supone mayor riesgo de seguridad que cualquier otro proveedor tecnológico, compartiendo como nosotros cadenas de suministro globales y capacidades de producción. Estamos comprometidos con la apertura y transparencia de todo lo que hacemos.

En última instancia, Huawei continuará desarrollando su negocio global a través de un compromiso significativo con la innovación y I+D y con entregar tecnología que ayude a nuestros clientes a tener éxito en todos los mercados que valoran la innovación y el valor que entrega.

En este comunicado, Huawei ha querido dejar claro que su empresa no supone mayor riesgo para la seguridad de los usuarios que cualquier otro proveedor tecnológico, asegurando que en la actualidad cuentan con la confianza de más de 170 países en todo el mundo.

No sabemos cómo acabará esta guerra entre los fabricantes de smartphones chinos y Estados Unidos, aunque parece que la batalla sólo acaba de empezar. ¿Cuál es su opinión al respecto?

Dejanos tu Comentario con Facebook

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close